lunes, 15 de junio de 2015

[COMUNICACIÓN SOCIAL] INFORMACIÓN CORRESPONDIENTE A LAS FINANZAS DE LA PRÓXIMA ADMINISTRACIÓN.



ATOYAC,GRO- El Presidente Municipal Ediberto Tabarez Cisneros dijo ante la falta de recursos para el pago de salarios, habrá el despido de un 50 por ciento de los empleados del gasto corriente, además de personal de seguridad pública y solo se quedarán las áreas indispensable para los trámites de entrega-recepción para ajustar el pago de nómina al recurso que llega al municipio por parte del gobierno estatal.

Expresó: “derivado de ese gran esfuerzo que hicimos todos la siguiente administración heredará finanzas sanas y no llegará a endeudarse como lo hicimos nosotros para sacar adelante el pago de salarios, aguinaldos, pago a proveedores”.

Además hizo un público reconocimiento al acto de civilidad demostrado por la ciudadanía por su ordenada participación durante el proceso electoral del pasado domingo 7 de Junio que salió a las urnas a ejercer su derecho al voto en paz y sin presión alguna. 

“El único motivo de estos despidos de empleados es porque no alcanza el dinero para pagarles y tenemos que ajustarnos a un millón 600 mil pesos, sin contemplar el pago a proveedores”. Explicó. 

Agregó que con esta medida será posible heredar a la siguiente administración municipal finanzas sanas y una nómina favorable para que esté en disposición de ofrecer mejores condiciones laborales “porque nuestro eje principal como gobierno fue sanear las finanzas municipales”.

Dijo que pese a toda la situación adversa que han sorteado, su gobierno logró un aumento salarial para los empleados del área de saneamiento básico y de seguridad pública.

“Nuestro cabildo, síndico y regidores siempre estuvimos de acuerdo para aprobar las mejores propuestas para que nuestro municipio tuviera esa certeza financiera, es por ello, que el día 30 de agosto terminan los compromisos financieros de préstamo ante las empresas financieras, Banobras y el gobierno del estado”.

Consideró lo anterior como una manera responsable de terminar su gobierno porque siempre se privilegió el bienestar el municipio “y quien llegue a gobernar podrá trabajar con un amplio margen financiero para ofrecer mejores servicios a la ciudadanía”. 

Recordó que por la nómina excesiva que se ha venido pagando cada quincena en el rubro del gasto corriente por procurar el sustento de las familias Atoyaquenses, se descuidaron los servicios más elementales que demanda la ciudadanía como agua potable, recolección de basura, drenaje.

Reiteró que el próximo gobierno no cargará el lastre de los 25 millones de pesos con los que se endeudó su administración en los tres últimos meses del año 2012 y operará con números en blanco, realmente satisfactorios que le permitirán hacer una gran administración.